Relata niñera infierno de secuestro virtual en Torreón

Torreón, Coahuila. A través del secuestro de la niñera, una familia de esta ciudad estuvo a punto de ser despojada de un millón de pesos por parte de delincuentes que dijeron pertenecer al Cártel de Jalisco Nueva Generación.

El chantaje comenzó su curso la noche del domingo 27 de mayo al encontrarse hospedada en la habitación de su hotel -ubicado en la esquina de avenida Abasolo y calle 10, al oriente de esta ciudad- una joven de 24 años procedente de la ciudad de Cuernavaca.

En ese lugar la joven morelense recibió una llamada al telefóno fijo de la habitación y tras atender la llamada una enérgica voz masculina a amenazó exigiéndole el número de su celular. Fue ahí cuando el delincuente se identificó como miembro del cárcel de Jalisco “Nueva Generación”.

Inmediatamente luego de obtener el número a base de amenazas, otro individuo le llama a su celular a la joven niñera y comienza por interrogarla sobre el motivo de su estancia en esta ciudad, exigiéndole una precisa información de sus patrones a la vez que le ordenaron que no colgara su teléfono celular hasta “nueva orden”.

Minutos después de la medianoche del domingo le sentencian a la joven que saliera de ese hotel para abordar “un taxi amarillo”, instrucciones que le daban mediante una vídeo llamada.

Momentos después la víctima obedece la amenaza y abandona el hotel. Luego pasó el taxi amarillo y la trasladó a otro que se ubica frente al bosque Venustiano Carranza y le ordenaron se registre y encierre en la habitación en espera de nuevas instrucciones; sin embargo seguía el enlace por la videollamada. Le exigieron también se desnude completamente “para poder apreciar su cuerpo”.

Transcurrieron poco más de horas luego de la primera comunicación cuando el extorsionador mediante artimañas logra obtener del teléfono celular de la víctima toda la información acerca de sus contactos.

Sin perder tiempo, de acuerdo a lo ocurrido, los delincuentes llaman al teléfono celular de la patrona en las primeras horas del lunes y con maldiciones le informan que tienen secuestrada a la joven que cuida sus hijos y exigen se les entregue la cantidad 1 millón de pesos, sin embargo en la negociación redujeron la suma y quedaron en 500 mil pesos en efectivo.

Otra amenaza que recibió la patrona de la niñera que le preguntaban “cuánto tenía en el banco”, y sentenciaban “si voy por un hijo tuyo, me seguirás negando que no tienes dinero “perra… Deposita un millón de pesos (esa fue la primera cantidad que exigieron) hasta quedar en 500 mil pesos.

De no cumplir con la entrega del dinero, los rufianes amenazaron con causar daño a los hijos y al resto de la familia, a cuyos miembros supuestamente tenían ubicados y con vigilancia..

Sin amedrentarse la señora solicitó inmediatamente la intervención de la Fiscalía General del Estado de Coahuila, por lo que de inmediato agentes del grupo antisecuestros hicieron contacto con la familia para iniciar las investigaciones del caso y desplazando elementos en varios hoteles de la localidad para tratar de localizar a la joven secuestrada.

La niñera que tras el rapto fue ubicada en el segundo piso de otro hotel aprovechó que no tenía vigilancia personal y comenzó a lanzar mensajes escritos a través de una ventana a los transeúntes  diciéndoles se encontraba secuestrada y pedía auxilio.

Fue así como una persona al pasar advirtió del secuestro y llamó a la Policía para solicitar su intervención. Tras la llamada de emergencia una patrulla de la  Policía se constituyó en el sitio; luego los agentes rescataron a la joven secuestrada de la habitación del hotel.

Después agentes del Grupo Antisecuestros  interrogaron a la víctima y concluyeron se trataba de una extorsión y secuestro virtual efectuado por desconocidos que le llamaron desde dos teléfonos celulares cuyos números son 664 464 1565 y 664 475 6621, clave de la ciudad de Tijuana, Baja California.

Se inició la investigación policial para tratar de capturar a los delincuentes.

La joven indicó ser originaria de Cuernavaca Morelos y está por terminar la licenciatura en Administración y trabaja como niñera para pagar sus estudios, en la ciudad de la “eterna primavera”.

Después de lo ocurrido, la víctima dice creer que el recepcionista del hotel y los “taxistas amarillos” estén en contubernio e involucrados en el delito.

Relató también que por el gran temor que sintió y por la estrujante situación que le invadía hubo un momento en que por desesperación pensó en arrojarse por la ventana del segundo piso al suelo de la calle del hotel La Perla.

 

Otra amenaza que recibió mi patrona fue que le decían que cuánto tenía en el banco…..le decian si voy por un hijo tuyo me seguirás negando que no tienes dinero “perra”…..Depositarle un millón de pesos esa fue la primera cantidad que le exigieron hasta llegar a los 500 mil pesos.

Aunque la niñera fue rescatada a salvo finalizó al decir: ““Creo que jamás regresaré a La Laguna afirmó”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *