Piden Obispos recibir y apoyar a migrantes

Gómez Palacio, Durango. – Los Obispos de Mazatlán, Durango, El Salto y Torreón, invitaron a los mexicanos a sumar su apoyo, no solo espiritual, sino colaborar con las necesidades de los hermanos centroamericanos que vienen en caravana con rumbo a Estados Unidos.

En el Encuentro Sacerdotal Provincial 2018, a donde se dieron cita en esta ciudad, coincidieron en que la ayuda al prójimo es uno de los principales mandatos y valores de la Iglesia Católica Universal.

Reconocieron que el fenómeno de los migrantes no solo se está viviendo en América, sino en también en Europa y es parte de las condiciones de miseria e inseguridad que reinan en los países.

El Arzobispo Primado de Durango, Carlos Aguilar Retes, dijo que es una cuestión humanitaria y que, sobre todo, el Papa Francisco ha llamado al pueblo a no quedarnos con los ojos cerrados, sino acompañarlos en su causa.

Recordó que el Sumo Pontífice alertó de los populismos y de aquellos que “siembran el odio”, formas de pensamiento de dañan a los migrantes.

Manifestó que la Iglesia tiene tres tareas fundamentales que son: el anuncio del Evangelio, celebrar la fe y ayudar al necesitado.

“Si llegan a estas tierras, tanto como creyentes o como seres humanos, estamos obligados a ser solidarios y respetuosos, si tienen hambre, pues darles de comer y si tienen frío, buscarles un hospedaje y ayudarles también a que no vayan a ser víctimas de abusos”, puntualizó el Obispo de Torreón, Luis Martín Barraza Beltrán.

A este encuentro no acudió el Obispo de la Diócesis de Gómez Palacio, José Fortunato Álvarez, en virtud de que se encuentra delicado de salud y está con su familia en el vecino Estado de Chihuahua.

El encuentro de Obispos tiene como objetivo estrechar los lazos de fraternidad sacerdotal con otros presbíteros que conforman la Provincia Eclesiástica Durango.

Además de reunirse los obispos con los vicarios y secretarios de pastoral para compartir experiencias de trabajo, es también una oportunidad para profundizar sobre temas teológicos y pastorales.

La presencia de los presbíteros, en torno a sus obispos, representa la comunión eclesial y tiene el beneficio de la formación permanente de sus respectivos cleros, además de motivar para apreciar la belleza del sacerdocio de Cristo.

Participantes

Arzobispo de Durango, José Antonio Fernández Hurtado

Obispo de Mazatlán, Mario Espinosa Contreras.

Obispo de El Salto, Leonardo Ruiz Pereyra.

Obispo de Torreón, Luis Martín Barraza Beltrán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *