Enrique Peña Nieto el Presidente peor evaluado de la historia

Ciudad de México. – El Presidente Enrique Peña Nieto, el peor evaluado en la historia reciente de México, se despidió hoy comoJefe del Estado con un mensaje en el que afirma que buscó “transformar sin destruir”. Y dijo que “trabajó para impulsar las grandes transformaciones que el país requería”.

Hoy, dos diarios mexicanos confirman calificaciones no sólo reprobatorias, sino que lo colocan en una crisis de aceptación pública. Reforma le da un 28 por ciento de aprobación; El Universal, apenas 20.5 por ciento. Y así fue durante gran parte de su sexenio, a pesar de haber invertido una cantidad inédita de recursos públicos en su persona: las organizaciones de la sociedad civil calculan un dispendio en prensa de cerca de los 60 mil millones de pesos.

Este jueves, a dos días de que finalice su mandato y antes de viajar a Buenos Aires, Argentina, para la cumbre del G20, Peña Nieto expresó en un video su agradecimiento a los mexicanos. Dijo que durante su Gobierno “privilegió el diálogo, el entendimiento y el acuerdo”.

También aseguró que fue respetuoso de los tres poderes del Estado y de los tres niveles de Gobierno.

“Respeté en todo momento la libertad de expresión y el derecho a criticar y disentir, convencido de que en México no hay lugar para imposiciones y menos para visiones únicas”, dijo.

“Sé que lo más importante es generar oportunidades para todos. Por ello mantuvimos la estabilidad económica e impulsamos la modernización de nuestro país”, agregó.

El aún Presidente de México aseguró que buscó “avanzar sin dividir, modernizar sin imponer, transformar sin destruir”.

“Es mucho lo que hemos logrado los mexicanos, y mucho más lo que podemos hacer unidos por el bien de nuestro país”, agregó.

También consideró que todos deseamos hacer de México un país “en paz e incluyente”.

Peña Nieto señaló que en una sociedad diversas como la de México “es legítimo proponer visiones y vías distintas”, pero dijo “debemos hacerlo siempre en unidad”.

“La diversidad no debe significar división, la unidad no implica uniformidad”, añadió.

Peña aseveró también que gobernó pensando en las generaciones de hoy, pero también en las de mañana. Dijo que ahora tendrá el privilegio de contribuir al bienestar del país en el ámbito privado.

El Presidente Enrique Peña Nieto concluirá su sexenio con un bajo nivel de aprobación convirtiéndose en el mandatario con los niveles más bajos de desaprobación desde Ernesto Zedillo Ponce de León.

De acuerdo con dos encuestas publicadas por Reforma y El Universal, Peña Nieto cuenta con menos del 30 por ciento de aprobación, es decir, 7 de cada diez mexicanos ven con malos ojos la administración del Presidente.

La mayoría de los mexicanos percibe escasos avances, principalmente en el combate a la corrupción, lucha contra el narcotráfico y en economía.

Según la más reciente encuesta nacional de Grupo Reforma realizada entre mil adultos del 23 de noviembre al 25 de noviembre, el 68 por ciento de los entrevistados desaprobó el sexenio de Peña Nieto y sólo el 28 por ciento calificó de buena manera su gestión.

Al ser cuestionados sobre cual era su percepción sobre la violencia, inseguridad, niveles de corrupción y pobreza, comparados con el gobierno anterior, los encuestados indicaron que durante estos seis años notaron un incremento en estas problemáticas.

En temas como educación, salud, creación de empleos, libertad de prensa, derechos humanos, seguridad pública, combate a la pobreza, economía, combate al narcotráfico y combate a la corrupción, la mayoría de los encuestados dijo no haber notado avances en estos campos.

A pregunta expresa sobre si el Gobierno de Peña Nieto fue mejor o peor que las administraciones de Felipe Calderón Hinojosa y Vicente Fox Quesada, los entrevistados calificaron como peor el trabajo del mexiquense comparado con sus predecesores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *