‘En Coahuila pueden violar a una mujer, y no pasa nada’, dice activista

Adriana Romo, integrante de la Red de Mujeres de La Laguna, aseguró que aunque las autoridades se han interesado en la publicación de la incidencia delictiva donde se detallan los índices de violencia de género, todavía falta que las instituciones informen la conclusión de los casos que se presentan y que estén capacitados para erradicar la situación.

Luego de tres meses de desechada la solicitud de alerta de violencia de género, la integrante de la red lagunera agregó que al menos en Torreón persiste la falta de capacidad en los funcionarios públicos que atienden la violencia de género desde las instituciones, revictimizando a las mismas y sembrando en el imaginario colectivo la impunidad que persiste en el tema de violencia de género, maltrato y violencia sexual.

Dado que los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública y el informe emitido por el Implan en Torreónreflejan un alza en el tema de la violencia familiar denunciada por mujeres donde hay tanto violencia física como psicológica, Adriana Romo agregó su preocupación de que en ningún momento se le da seguimiento a lo reportado.

“Nosotras en la Red creemos que mucha de la situación para que la violencia se reproduzca es que al final de cuentas, la mujer que vive violencia en su casa es revictimizada en las instituciones y nunca hay sanción para ellos; ni para juzgadores, ni para ministerios públicos, policías investigadores. Eso ningún estudio ni encuesta al final de cuentas da el resultado”, expresa.

“Cuando la mujer llega y denuncia al MP es cuando realmente empieza su calvario, aparte de lo que ya vivió”, asienta.

La activista de la Red que cuenta con más de 20 años de trabajo, señala que la misma violencia institucional es la que desanima a las mujeres a acercarse a denunciar y a terminar con el ciclo en el que se encuentra.

“Nosotras tenemos muchísimas quejas con nombres y apellidos de lo que dicen las mujeres que denuncian. La deficiencia en cuanto a la atención de la violencia por parte de las instituciones, manda señales de que un hombre puede golpear, violar, abusar de una niña o de una mujer y no va a pasar nada”, expresó.

Y ejemplificó: durante la solicitud de alerta de violencia de género que lamenta esté implementada en la mitad del país, se presentaron siete casos emblemáticos de mujeres que sufrieron violencia en La Laguna, de las cuales únicamente existen dos sentencias.

“Ese mensaje se queda en el colectivo social: no pasa nada. Mucho del no pasa nada, tiene que ver, que por ejemplo en los casos que hemos visto nosotras es que en casos de violación los primeros que tratan de disuadir son el personal de salud, ni siquiera ahí los ministerios públicos”, expresa.

Golpe tras golpe

De acuerdo con las cifras registradas en el 911 y reportadas ante el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, entre enero y septiembre de 2018, la autoridad recibió 34 mil 551 llamadas donde una mujer resultó violentada, de las cuales 3 mil 256 fueron por violencia de pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *