Podrían demoler Banco del Bienestar en Parras, invadieron predio municipal

 

La mayoría de los integrantes del cabildo de Parras, en su mayoría pertenecientes a Morena, podrían exigir en próximos días la demolición de las oficinas del Banco del Bienestar pues fueron construidas sin su autorización ni la del Congreso del Estado, en un terreno propiedad de los parrenses.

Durante la última sesión, la mayoría de los regidores se negaron a firmar una donación para entregar al delegado del gobierno federal en Coahuila, Reyes Flores Hurtado y a su socio, el alcalde Ramiro Pérez Arciniega, una porción de la explanada del Auditorio Municipal dejando mutilado ese lugar donde la sociedad e reunía para festejar la Feria de la Uva.

Los ediles desecharon un punto de acuerdo propuesto por el alcalde Ramiro Pérez, con el que se formalizaba el robo de ese terreno en el que, inclusive, ya se construyeron las instalaciones del Banco Bienestar, pues no se cuenta con la aprobación ni del cabildo ni de los diputados de Coahuila para hacer donaciones o comodatos de propiedades del ayuntamiento, por lo que en cualquier momento pueden decidir echar abajo la obra del ambicioso proyecto del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Con 7 votos en contra, 4 a favor y 1 abstención, se negó por mayoría de votos esta propuesta de “comodato”. Votaron en contra los regidores Ramón Alvídrez Villarreal, Elia Sandra Jiménez Segura, Juan José Niño Segovia, Blanca Estela Moreno López, Jesús Emanuel Natividad Vielma, Juan José Morales Martínez y Eunice Gutiérrez Ceniceros fueron los regidores que votaron contra la propuesta del alcalde. De éstos 7 regidores, 4 son emanados de Morena. 

Los regidores de Morena expusieron la irregularidad con la que construyeron las instalaciones del Banco del Bienestar aun cuando la federación cuenta con numerosas propiedades en el municipio de Parras y que pudieron ser utilizadas para tal fin.

Los abusos para la construcción del Banco del Bienestar iniciaron cuando Pérez Arciniega y “su socio” Flores Hurtado, intentaron apoderarse de terrenos de la Escuela Primaria Ignacio Zaragoza, que alberga las oficinas de la inspección escolar A-07. Las autoridades de Educación Pública se vieron obligados a interponer una denuncia para echarlos del lugar.

Fue entonces cuando, decidieron invadir la propiedad municipal, en donde lograron construir el Banco.

Con esto, ahora tanto el alcalde de Parras como el delegado de Bienestar podrían ser acusados por los regidores por el delito de despojo, pero además, en cualquier momento pueden ordenar que sean demolidas las instalaciones del Banco construidas en forma ilegal y arbitraria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *