Ni lo atienden ni lo dejaban salir del IMSS Torreón, pues se brincó.

Después de que estuvo más de 24 horas esperando en la sala de urgencias una interconsulta en Urología por una retención urinaria, un paciente se impacientó y se salió del Seguro Social brincando una reja.

El hecho ocurrió alrededor de las 11:30 de la mañana de este jueves y fue captado por un conductor que en ese momento circulaba sobre la calle Jazmines con dirección al bulevar Revolución.

En la imagen que circuló en redes sociales, se ve al hombre con la bata en color azul intentando salir de la institución médica por el área de Urgencias mientras personal de seguridad y del IMSS trataron de convencerlo para que se bajara pues no había firmado su “Alta Voluntaria”.

Esto fue en Hospital General de Zona (HGZ) número 16 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Torreón y familiares del paciente que pidieron el anonimato por temor a ya no ser atendidos en el IMSS dijeron que el hombre había acudido desde la mañana del pasado miércoles a solicitar una consulta y atención urológica por el área de urgencias, donde permaneció 24 horas sentado en una silla y soportando tremendos dolores sin ser atendido por el especialista.

La mañana de este jueves llegó el momento en el que se desesperó por la falta de atención y decidió marcharse a buscar ayuda de un médico particular, pero cunado quiso salir los vigilantes no se lo permitieron por lo que trató de brincar la reja, momento que fue captado por una cámara y subido a las redes.

Mediante un comunicado, la Oficina de Representación del Seguro Social en Coahuila informó que esta mañana un paciente que se encontraba en el servicio de Urgencias se negó a continuar su atención y tras agredir al personal caminó con dirección a la salida de ambulancias.

“Molesto porque no le abrían la puerta, subió a la reja y a pesar del llamado de sus familiares a que permaneciera en el nosocomio, saltó hacia la banqueta”. La institución de salud informó que personal de Trabajo Social y de Atención y Orientación al Derechohabiente hizo lo posible por tranquilizarlo, pero no tuvieron éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.