Torreón, Coahuila; México.- Solo se trasladaron algunos servicios a espaldas del Hospital Municipal del Centro de Control Canino.

El director de Salud Municipal, Manuel Acuña, aclaró que la idea es seguir un protocolo de diferente actividad, por eso abrí las oficinas en la calle Once y Ocampo, respondió un tanto arrogante.

El área administrativa, de atención quirúrgica, aplicación de vacunas, etcétera, se va dar en ese sitio, mientras que en las actuales instalaciones, que son prestadas por la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, van a funcionar “como si fuera un Cereso para perros”, dijo textualmente.

Ahí se les evaluará psicológica y físicamente a los canes, pero definitivamente, el director de Sanidad Animal pudo haber tenido una idea equivocada, tergiversó los hechos, dado que no tuvo precisión al decir que cerraría el centro de control canino, aseveró el entrevistado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *