Un caos total se está viviendo desde el pasado viernes, principalmente sobre la carretera federal 57, derivado a las caravanas de migrantes que continúan llegando a la frontera, pero que pasan principalmente por el área de los 5 manantiales y que también invaden carriles de la carretera federal, de la cual es una muy transitada. Esto por la llegada de los cientos de migrantes que cruzaran por los 5 manantiales para internarse a la ciudad fronteriza de Piedras Negras, Coahuila.

Autoridades del Instituto Nacional de Migración intentaron capturarlos, ya que se están subiendo a la carretera a parar a los vehículos para pedirles una botella de agua.  Elementos del INM iniciaron una persecución para poder trasladar a los migrantes, pero no pudieron porque se vieron revisados por el número de migrantes, en su mayoría venezolanos. 

La carretera federal 57 en el tramo Nava a Piedras Negras, a la altura del parque Persaventura se vio cerrada a la circulación vial por un par de minutos, derivado a esta situación migratoria de nueva cuenta; vale la pena señalar que a las personas que no cuentan con su legal estadía para estar en México, rápidamente se les está asegurando para que en ese sentido puedan ser repatriados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *