A causa de la reciente entrada del frente frío número 8, el Gobierno de Coahuila, a través de su Secretaría de Salud, emitió una serie de recomendaciones para prevenir las enfermedades respiratorias provocadas por los descensos bruscos de temperatura en la entidad.

En primera instancia, el secretario de Salud, Roberto Bernal Gómez, resaltó que durante la temporada invernal es importante proteger a los más vulnerables del hogar (niños, adultos mayores, embarazadas o con enfermedades crónicas), por lo que recomendó evitar salir de casa y no exponerse a ambientes fríos.

“Con la entrada de este frente frío es recomendable salir de casa sólo en situaciones de extrema necesidad. Si les es imposible seguir estas recomendaciones, les pedimos salir a la calle abrigados con chamarra, bufanda y gorro, para evitar que el cambio de ambiente los arriesgue a resfriados simples o enfermedades respiratorias”, explicó la autoridad.

Otro punto de fundamental para esta temporada es tener completo el esquema de vacunación de todos los integrantes de la familia, contar principalmente con la vacuna contra la influenza y el virus del Covid-19.

“Vacunarse es un acto de responsabilidad individual y social, con ello disminuimos la posibilidad de contraer o agudizar síntomas de enfermedades, como la influenza y Covid-19”, precisó.

En cuanto a la alimentación, recordó a la población que es muy importante consumir alimentos que contengan vitaminas A y C, las cuales son de gran ayuda para reforzar el sistema inmunológico por sus propiedades antioxidantes.  Algunos alimentos que las contienen son: Pimientos, calabaza, zanahoria, naranja, kiwi y limón.

En caso de ser diagnosticado con gripe, influenza, Covid-19 o cualquier otra enfermedad respiratoria, usar cubrebocas. De igual manera si conviven con un familiar o compañero de trabajo contagiado.

Estornudar y toser de manera responsable, elevando el antebrazo y no al aire. No saludar de mano o de beso, cubre tu boca con el antebrazo al toser; desinfectar con frecuencia artículos muy utilizados o de uso compartido, como lo son celular, teléfono, control remoto, llaveros, teclados, etc.

Evitar la automedicación y el consumo de antibióticos si estos no fueron indicados por un profesional. En caso de contar con un tratamiento médico, cumplir con la medicación prescrita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *