El 5 de junio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó la primera muerte por gripe aviar A(H5N2) en México. La víctima fue un hombre de 59 años, residente del Estado de México, quien falleció el 24 de abril debido a la infección por esta cepa del virus. La gripe aviar es una enfermedad viral infecciosa que afecta principalmente a las aves, tanto domésticas como silvestres. Aunque la mayoría de las cepas del virus de la gripe aviar solo afectan a las aves, algunas pueden infectar a humanos y otros mamíferos. La transmisión a humanos generalmente ocurre por contacto directo con aves infectadas o superficies contaminadas. Los síntomas en humanos pueden variar desde infecciones leves hasta enfermedades graves, y en algunos casos, pueden ser mortales. Las autoridades sanitarias vigilan de cerca esta enfermedad debido a su potencial de causar brotes significativos.

La cepa H5N2 de la gripe aviar puede causar fiebre, tos, dolor de garganta, dolor muscular y dificultad para respirar, y en casos graves, puede derivar en neumonía, insuficiencia respiratoria e incluso la muerte. Por otro lado, la variante H5N1 es conocida como la forma más común de gripe aviar y es altamente mortal tanto para las aves como para los humanos que entran en contacto con ella. La H5N1 se descubrió en humanos por primera vez en 1997 y ha matado a casi el 60% de las personas infectadas. Los síntomas de H5N1 incluyen tos, dolor de garganta, sensación de fiebre, secreción nasal, fatiga y dificultad para respirar. La principal diferencia entre las variantes H5N1 y H5N2 es que esta última presenta un alto potencial de contagio y sus síntomas suelen ser más intensos.

La leche cruda de vacas infectadas con H5N1 puede contener el virus, pero la pasteurización lo inactiva, permitiendo que la leche se pueda consumir de forma segura. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) sugiere no consumir leche cruda para reducir la exposición a diversos patógenos, incluido el virus H5N1. Los productos lácteos elaborados con leche no contaminada no representan un riesgo para la salud siempre y cuando se sigan las normas habituales de higiene. En resumen, la confirmación de la primera muerte por gripe aviar A(H5N2) en México subraya la necesidad de una vigilancia constante y medidas preventivas adecuadas para controlar la propagación de esta enfermedad. Las autoridades sanitarias continúan trabajando para mitigar los riesgos asociados a esta cepa del virus de la gripe aviar.

Por Adilene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *