El 7 de junio de 1999, el asesinato del popular conductor de televisión Paco Stanley conmocionó a la sociedad mexicana. Stanley fue baleado al salir del restaurante El Charco de las Ranas, ubicado en Periférico Sur en Ciudad de México, tras haber concluido la transmisión de su programa matutino. El incidente ocurrió alrededor de la 1:00 de la tarde, dejando al país consternado y generando una amplia cobertura mediática.

Las autoridades lanzaron una investigación inmediata para encontrar a los responsables, vinculando el asesinato a posibles ajustes de cuentas relacionados con el narcotráfico. Entre las hipótesis que surgieron, se mencionaron presuntos vínculos de Paco Stanley con el Cártel de Juárez. Aunque no se encontraron pruebas concluyentes que demostraran su pertenencia a este grupo delictivo, varias versiones apuntan a que Stanley tenía una relación cercana con algunos de sus líderes.

Un informante de la Administración para el Control de Drogas (DEA) mencionó que Stanley tenía vínculos con el Cártel de Juárez, específicamente con los hermanos Muñoz Talavera, según informó La Silla Rota. Además, la entonces Procuraduría General de la República (PGR) también investigó y descubrió una supuesta cercanía del presentador con Amado Carrillo, conocido como “El Señor de Los Cielos”, quien falleció dos años antes del asesinato de Stanley. Un testigo protegido de la PGR, quien fue guardaespaldas de Carrillo Fuentes, declaró que el cártel suministraba droga a Stanley.

Personas cercanas al conductor, como su productor y amigo Pepe Cabello, han corroborado estas versiones. En una entrevista con Inés Moreno, Cabello detalló cómo durante su amistad con Stanley fue testigo de las frecuentes interacciones entre el presentador y Carrillo. A pesar de esta cercanía, Cabello aclaró que Carrillo nunca financió los proyectos de Stanley.

A pesar de las especulaciones y las investigaciones realizadas por las autoridades, la falta de pruebas concluyentes ha dejado el caso sin resolver plenamente. Mario Bezares y Paola Durante, quienes fueron detenidos en relación con el caso, fueron liberados por falta de pruebas contundentes en su contra. Actualmente, ambos se han manifestado en contra de las series que han retomado el tema del asesinato de Stanley.

El caso de Paco Stanley sigue siendo un tema de especulación y controversia, marcando un hito en el mundo de los espectáculos en México y dejando una pregunta latente: ¿fue realmente víctima de un ajuste de cuentas del narcotráfico?

Por Adilene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *